Seleccionar página

Las nuevas tecnologías se han hecho parte de nuestro día a día. Es algo nostálgico echar la vista atrás y recordar aquel tiempo donde todo era más tranquilo y menos tecnológico. O quizá no. En realidad, nos gusta la vida tal y como es ahora, con todas las nuevas posibilidades de comunicación y conectividad que tenemos en nuestro día a día.
El mundo de los recambios de coche no se queda atrás y aprovecha la nueva tendencia de la impresión en 3D para facilitarnos la vida, aún más.
Puertas, paragolpes, techos, alerones, etc, prácticamente todo será imprimible en un futuro cercano.
Las marcas ya están diseñando prototipos de coches imprimibles, y ya hay quienes están a punto de conseguirlos, entre ellos la gente de Siemens que el año pasado vimos una especie de vehículo llamado LM3D Swim hecho con piezas de coches impresas.

Las ventajas de la impresión 3D están en que dejan hacer prácticamente cualquier pieza en muy poco tiempo, y emplear diferentes materiales. Solo hay que efectuar un diseño 3D en el PC o descargar alguno ya hecho o emplear un escáner 3D. Después lo conectamos a la impresora y a imprimir. Del volumen de la pieza y su complejidad se puede tardar en imprimir de minutos a unas horas.

LA IMPRESIÓN 3D SERÁ CLAVE PARA LA PERSONALIZACIÓN DEL VEHÍCULO QUE DESEAS COMPRAR.
Ya lo han probado los de Toyota con el uBox, un modelo prototipo que ofrece la opción de personalizar múltiples piezas del interior con impresión 3D. Configurado al gusto de cada comprador. Se escoge diseño o se crea un nuevo boceto. Las posibilidades del Tuning a partir de aquí son INMENSAS.
Veremos un importante crecimiento de modelos exclusivos y con un coste bastante inferior al actual.

NUESTROS TALLERES TENDRÁN LAS PIEZAS DE LOS VEHÍCULOS INFORMATIZADAS Y LAS IMPRIMIRÁN SEGÚN SEA NECESARIO. 

La pregunta que nos hacemos todos es si serán confiables esas piezas. Pues dependerá del material a usar. Hoy día se puede ya crear un turismo con la carrocería impresa. Es fácil. También lo es lograr los paneles interiores, los salpicaderos y demás piezas. Lo que no es aún posible es homologar un vehículo hecho con piezas impresas. Pero tiempo al tiempo, que la ciencia avanza que es una barbaridad. ¿Qué opinas tú?